Conectate con nosotros

En medio de un Golpe de Estado y la clasificación de Honduras al Mundial

Las ruinas mayas en Copán, Honduras
Antes de Tegucigalpa y el Golpe de Estado, un paso por las ruinas mayas de Copán

Relatos de Viaje

En medio de un Golpe de Estado y la clasificación de Honduras al Mundial

Nos advirtieron muchas veces, con frecuencia en Nicaragua, no pasar por Honduras: un Gobierno de Facto tomó el país, lo que equivale a un recrudecimiento de la violencia y un clima tenso y hostil. No obstante, convencidos de que una cosa es lo que te dicen y otra, la propia experiencia, fuimos. Nuestra primera parada fue Choluteca. Nos establecimos en los bomberos, que no sólo nos recibieron con los brazos abiertos, también nos pusieron a disposición dos camas para dormir.

Nuestra mayor compañía fue una vecina que vende un económico menú corriente, que viene a ser el plato por excelencia del pueblo: arroz, un poco de verduras y frijoles. Ella, como buena ama de casa, no entiende si el periódico informa que subió el PBI, hubo más inversiones extranjeras, o el Riesgo País bajó. Va al supermercado o, mejor dicho, a la tienda de Doña Elvira, y mira los precios: si puede comprar los víveres y llevar el pan a sus hijos, está contenta. No importa quién sea el mandatario ni qué asevere tal o cual diario.

_ No conozco al ex presidente ni al de ahora –nos comentaba mientras con el cucharón de madera mezclaba en una pesada y oxidada cacerola-. Nada comprendo de política. Aún así, creo que cada presidente se ocupó de beneficiarse a sí mismo y nunca respetó al país como se merece. Hablo por hablar, como todos, puede ser… ¿Pero saben por qué pienso esto? Porque ellos también son personas. Me basta ver a mi alrededor para darme cuenta del egoísmo que hay; y los políticos no están exentos. Aquí las cosas, desde que tengo memoria, nunca cambiaron.

El pueblo es autista al paso del tiempo; la tierra y el polvo indican su eterno y orgulloso destino de pobreza. Es como si no los afectara nada ni nadie: en los votos de un país no pesa una pequeña localidad perdida.

La Capital

En Tegucigalpa la situación fue distinta: movimiento de soldados, propaganda política, efervescencia e impaciencia general.

La causa: los militares consideran inconstitucionales algunas medidas que quiso aplicar el ex presidente Manuel Zelaya, en relación a la Cuarta Urna –Referéndum para cambiar la Constitución- y lo destituyeron. Pusieron en su lugar, como si todo fuera una tragicomedia griega, al presidente del Congreso. A partir de ese momento, un desfile continuo de soldados por las calles, registro de vehículos e individuos, toques de queda, censura de medios de comunicación.

Armas: Golpe de Estado en Honduras
Hay personas, y por cierto muchas, que avalan esto (las que presentían amenazados sus bolsillos). La contraparte: el repudio y el reclamo de la vuelta a la democracia. Pero esta última palabra es muy disputada. Libertad de empresas o economía sin fronteras para unos. No importa que la historia de América Latina señale que esa “democracia” es la que la condenó y la que la sigue subyugando: dependemos del extranjero para sobrevivir; el desarrollo del Primer Mundo necesita, para crecer, el subdesarrollo del Tercer Mundo. Para otros, la democracia implica un presidente elegido por las buenas de la ley. Reducen la cuestión a la política. Casi no escuché hablar de democracia social: que el pobre no esté destinado a morir pobre; que tenga oportunidades para educarse y formarse.

Me habían advertido que en Tegucigalpa podríamos vernos reducidos a las cuatro paredes donde nos albergáramos, por algún eventual toque de queda. Hasta me recomendaron que no expresara opiniones políticas. Al segundo día, sin embargo, nos encontramos con la gente en la calle, una jornada de festejos, un nuevo día feriado en el calendario. Honduras se había clasificado, la noche anterior, para el Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010. Como si se tratara de una mala farsa, ya no había rencores. Por una semana, todos vuelven a ser amigos. Al final, me dije, la humilde señora del pueblo tenía razón.

Capítulo de Enlazador de Mundos I
(2009)

 

CAPÍTULO ANTERIOR                                      CAPÍTULO SIGUIENTE

Más Relatos de Viaje

Facebook

Populares

Subir
Recomendado
Los bomberos, una vez más, nos recibieron en Antigua, que…